5 PROPÓSITOS ESPIRITUALES PARA INICIAR UN NUEVO AÑO

Es muy común que las personas al iniciar un nuevo año se establezcan metas y propósitos para el nuevo periodo que comienza; los gimnasios se llenan en enero con muchos clientes nuevos, las empresas, academias, universidades, escuelas de idiomas se llenan de nuevas solicitudes, por supuesto, la cantidad va disminuyendo conforme las semanas van avanzando.

En el área espiritual, como cristianos debemos establecer metas a cumplir, pero… ¿qué tipo de propósitos debemos trazar? y ¿que tan ambiciosos deben ser?

A continuación 5 propósitos que todos deberíamos proponernos, y cumplirlos antes de finalizar el años.

  1.  Mejorar, o establecer un hábito de lectura de la Palabra de Dios:
    • No estoy tan de acuerdo con los programas de leer la Biblia entera en un año, el simple hecho de escuchar la frase “TODA LA BIBLIA” crea un bloqueo mental en muchos, por supuesto que sería algo muy bueno hacerlo, pero antes de correr debemos aprender a caminar, es preferible comenzar eligiendo un libro de la Biblia, (una buena idea seria comenzar por los evangelios)
    • Lea sin ninguna prisa, si es necesario lea varias veces una misma porción hasta entenderla,  lea diferentes traducciones (puede encontrar muchas en linea) todo con el objetivo de entender y afianzar las enseñanzas que la Biblia nos deja, tome apuntes, memorice versículos, en fin, todos tuvimos que estudiar algún libro en la escuela, por lo tanto sabemos los métodos mínimos necesarios, para que la lectura no se vuelva una rutina, sino algo enriquecedor.
  2. Mejore o establezca un hábito de oración diario:
    • Al igual que el punto anterior, es necesario caminar antes de correr, primeramente debemos recordar que orar es simplemente “hablar con Dios”
    • no necesita establecerse metas de tiempo para orar, de lo contrario simplemente estará tratando de cubrir un tiempo establecido, por ejemplo si se propone orar una hora, usted se encontrara tratando de cubrir esa hora con vanas repeticiones, y se vera frustrado desde el primer día.
    • No necesita establecer una cantidad de tiempo, simplemente dedique un momento en el día, no importa si hoy oró 5 minutos, mañana 30, pasado mañana 10… es decir, lo menos que debe pasar por su mente mientras ore, es en tiempo.
    • Simplemente comience dando las gracias, por todo lo que Dios nos da constantemente, continúe pidiendo perdón por lo mucho que le fallamos, estoy seguro que tendrá muchas peticiones en mente (trate de no ocupar toda la oración pidiendo), muchas veces un silencio en la presencia de Dios bastará.
  3. Mejore o establezca un hábito de congregarse fielmente:
    • Este punto es muy delicado, porque no se trata de volvernos religiosos y cumplir con uno o mas días para asistir a la iglesia, debemos recordar que el objetivo de congregarnos es edificar nuestro espíritu, fortalecernos, aprender acerca de la Palabra de Dios.
    • Es necesario congregarnos para aprender a convivir con nuestros hermanos en la fe, y adorar unánimemente con ellos.
    • No piense únicamente en el día domingo, no se conforme con un día a la semana, si usted organiza su tiempo, podrá acomodar todo para ir a la iglesia 2 o 3 veces, la clave es no verlo como un pasatiempo, sino como una prioridad en su vida. POSTDATA: no olvide llevar a sus hijos, y familia.
  4. Ayude económicamente en alguna obra dentro o fuera de la iglesia, por la causa de Cristo.
    • No me estoy refiriendo al diezmo, esto lo aprenderá si usted se congrega y lee la palabra, y sobre todo si ora según lo previsto, su crecimiento espiritual y el Espíritu Santo le ira indicando el camino.
    • En este punto me refiero a colaborar generosamente (es decir con amor) a diferentes causas, por ejemplo: alguna familia de escasos recursos, apoyo para alguna familia misionera, compra de algún implemento para el templo, regalar una Biblia nueva para algún recién convertido etc.
    • Por supuesto, debe tomar en cuenta lo que dice 1 Corintios 16:2 debemos dar, según hayamos prosperado, es decir, no se proponga cantidades, no se encadene a cifras o al dinero, sino a la labor de dar según su capacidad, recuerde que Dios bendice al dador alegre.
  5. Hable acerca de las grandes cosas que Dios hace en su vida:
    • Esto puede generar muchos nervios, pero la clave está en no pensar mucho antes de hacerlo, generalmente hablamos acerca de las cosas malas que nos pasan, contamos mucho acerca de cosas que hacemos como: ver una película, ir de viaje etc. ¿porque entonces no hablar de lo mejor que nos ha pasado en la vida? acerca de Jesús.
    • No necesita un conocimiento teológico – doctrinal, griego, hebreo, para hablar de lo que Dios ha hecho en su vida.

Es mi deseo que estos 5 propósitos de vuelvan hábitos en su vida, si lo hace, su vida espiritual comenzara a crecer aceleradamente antes que usted se de cuenta, recuerde que el centro de nuestra vida debe ser Jesús.

 

Atte:

Joel Arévalo

 

2 comentarios en “5 PROPÓSITOS ESPIRITUALES PARA INICIAR UN NUEVO AÑO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s